Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

El poder de los antioxidantes en el deporte

El poder de los antioxidantes en el deporte
04/11/2015 TodoSalud
Corredores deporte

Toda actividad de moderado o elevado requerimiento físico genera en las células del cuerpo, sustancias oxidantes, las cuales, si no son controladas terminan por dañarlas. Estas sustancias llamadas radicales libres (moléculas altamente oxidantes) si no son neutralizadas debidamente, pueden desencadenar una importante merma en la respuesta física.

En la naturaleza existente gran cantidad de compuestos con características antioxidantes (neutralizadores de estas sustancias nocivas) que, aportados en un balance correcto, son claves para lograr una respuesta eficaz del organismo de los deportistas o personas que realizan ejercicios físicos. Entre ellos podemos encontrar a la Coenzima Q10, la Vitamina C, la Vitamina E, compuestos llamados flavonoides, fitoalexinas (como el Resveratrol) y proantocianidinas de plantas como los citrus, el ginkgo biloba, la vid y los arándanos, las microalgas Spirulina (por su contenido de beta-caroteno, vitamina E, SOD, ficocianinas), y minerales como el Magnesio, Manganeso, Cobre, Selenio, Molibdeno y Zinc, que intervienen en la generación de antioxidantes propios del organismo. La suplementación simultánea y balanceada de estos compuestos naturales posibilita inhibir casi la totalidad de las especies de radicales libres, aumentando la capacidad protectora del organismo contra el desgaste por el esfuerzo físico o el estrés, responsables de los daños en células y tejidos.

¿Qué es y cómo actúa la Coenzima Q10?

La Coenzima Q10 es considerada mundialmente, como un nutriente o vitamina esencial para el organismo, ya que es necesaria para el funcionamiento de cada una de las células de nuestro cuerpo. Los niveles de esta coenzima empiezan a disminuir naturalmente alrededor de los 25-30 años y se mantiene constante conforme al envejecimiento del organismo, haciendo necesaria la suplementación, especialmente en individuos que se sometan a esfuerzos constantes (como es el caso de los deportistas) o que dispongan de antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares aún no desarrolladas.

La Coenzima Q10, llamada también Ubiquinona, es una sustancia que nuestro organismo segrega naturalmente y que sintetiza a partir de los aminoácidos Tirosina y Fenilalanina. Forma parte de las complejas reacciones que producen energía en todas las células vivas que respiran oxígeno. Estas reacciones se desarrollan en las mitocondrias celulares, dentro de las cuales se realiza la combustión del oxígeno transportado por la sangre y los alimentos sin procesar. Este proceso genera, como resultado, la producción de adenosin trifosfato (ATP), el cual constituye la reserva energética que las células emplean para llevar a cabo las múltiples reacciones químicas vitales para el sostenimiento de la vida. Sin Coenzima Q10, toda la multitud de reacciones bioquímicas no podría realizarse, porque ella desempeña un rol insustituible en el transporte de protones y electrones propio de las reacciones de oxidación-reducción que se verifican en las células. Actúa, además, como mensajera entre varias enzimas catalizadoras de esas reacciones redox, operando como un natural regulador y equilibrador de la acción y niveles de dichos compuestos. La suplementación con Coenzima Q10 presenta entonces beneficios para el entrenamiento aeróbico, ya que mejora la captación y utilización de oxígeno, junto con la estimulación del metabolismo y la importancia en los planes de descenso de peso.

¿Por qué se emplea como suplemento a deportistas?

Algunos estudios demostraron el efecto antifatiga y la mejora del rendimiento en natación. La administración por vía oral mejora la sensación de fatiga subjetiva y el desempeño (perfomance) en trabajos físicos de fatiga inducida. También se ha concluido que puede prevenir las condiciones desfavorables resultantes de la fatiga física post entrenamiento.
Puede ser beneficiosa para mejorar la capacidad de ejercicio físico en actividades de estrés oxidativo. Otro estudio muestra que la suplementación de Coenzima Q10 combinada con entrenamiento puede inhibir la peroxidación lipídica (oxidación de las grasas) y el daño en el ADN de las células del tejido cardíaco.
En un estudio realizado en futbolistas se pone de manifiesto que la suplementación con un mezcla de antioxidantes, que contenga Coenzima Q10, previene el daño oxidativo del plasma inducido por el deporte, contribuyendo de esta manera a mejorar en metabolismo celular.

Otros estudios médicos

Estudios recientes han demostrado que las personas que presentan cáncer, diabetes o enfermedad de Parkinson tienen niveles más bajos de Coenzima Q10 que los individuos sin patologías. Asimismo, mejora los síntomas clínicos y recupera las alteraciones patológicas de las células mononucleares de la sangre de pacientes con fibromialgia. Los desórdenes de la biosíntesis de Coenzima Q10 representan el grupo más tratable dentro de las enfermedades mitocondriales, de manera que su suplementación en estos casos resulta de interés. La deficiencia de Coenzima Q10 a nivel neuronal implica una pérdida global de actividad respiratoria mitocondrial, un incremento del stress oxidativo mitocondrial y problemas en la síntesis de ATP (combustible energético celular).

La suplementación con Coenzima Q10 ha demostrado ser eficaz en el aumento de la calidad de vida de los pacientes y la reducción de síntomas severos, junto con un aumento de la capacidad del sistema inmunológico para combatir enfermedades en individuos sanos.

Como beneficios extra podemos marcar la protección de encías y la supresión de la inflamación gingival. En relación a la fertilidad masculina, mejora la movilidad de los espermatozoides.

Sobre los autores
Lic. Eric G. Strembel040
Lic. Maira Orive
Departamento científico
HG Laboratorios
www.spiruline.com.ar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*