Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

El sonido, la música y la voz para alcanzar el equilibrio emocional y la estabilidad energética

El sonido, la música y la voz para alcanzar el equilibrio emocional y la estabilidad energética
02/11/2013 TodoSalud

Sincronía es un proceso por el cual las vibraciones rítmicas emitidas por un objeto se proyectan en otro de frecuencia similar: el resultado es que se alcanza, por resonancia, una vibración idéntica.

En relación al sonido y la curación, las ondas sonoras hacen que el organismo humano se sincronice con ellas y vibre de acuerdo a diferentes resonancias. Además existe un fenómeno llamado EMPATÍA SÓNICA que influye en las emociones y las células. Una gran cantidad de estudios han demostrado que el estrés, el pesimismo, las ideas de desesperanza y emociones como la ira deprimen o alteran el sistema inmunitario.

“ A través del proceso de sincronización el sonido puede afectar de manera directa las células y los sutiles procesos fisiológicos del organismo. La sincronía sónica también restaura la armonía entre nuestro ser más profundo- nuestra esencia- y el universo, despertando la conciencia espiritual.” Dr. Mitchell Gaynor. Director del departamento de Oncología del centro Strang-Cornell, prevención del cáncer, Nueva York.

El cuerpo humano está constituído por un 70 % de agua, y el sonido viaja cinco veces mejor por el agua que por el aire, por lo tanto la música, los sonidos y la voz pueden afectar directamente el cuerpo, además del efecto que tiene al ser escuchada.

El Dr.Masaru Emoto ha realizado estudios sobre los efectos de la música y las palabras en el agua y se sabe hoy en día que:

Las palabras contienen un código de información que afecta el cuerpo y la psiquis de las personas.

Los pensamientos tienen energía y pueden desencadenar, de manera automática, reacciones corporales o sentimientos. La visualización o meditación guiada actúa desde el cerebro, que recibe la idea : “la figura”, se tranquiliza y la toma como real. Se produce la elaboración de neurotransmisores que hacen más profunda la respiración y dismiuyen lo niveles de estrés orgánicos. Por lo tanto se detiene la secreción de neurotransmisores desequilibrantes, y el cuerpo, en su intento de autorregulación, deja de estar en estado de alerta, no siente peligro y se calma.

La música estimula estados internos de bienestar, favoreciendo la elaboración de endorfinas con lo que se disminye la tensión y se equilibra la inmunidad del cuerpo, además de mejorar notablemente el humor.

Para más información:
“ Sonidos que curan”. Dr.Gaynor. Ed. Urano.
“ Healing Voice” Joy Gardner-Gordon.
Sección Productos TodoSalud – Cd: PAZ – Sonido, palabras y pensamientos para meditar – Por la Dra. Gabriela Paz

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*