Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Helado en casa

Helado en casa
18/05/2014 TodoSalud
Helado saludable de crema en la mesa

¿Hay algo que les guste más a los niños que el helado? Y, ¿qué les parece poder hacerlo en casa, sabiendo exactamente qué ingredientes usas y su procedencia?

Pero la mejor noticia es que no se necesita ninguna máquina costosa ni implementos extraños; además, hacerlo puede ser muy divertido y una excelente forma de entrentener a tus hijos mientras ellos mismos lo preparan.

 

Sólo necesitás:

  • 1/2 taza de crema o media crema
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/8 de cucharada de vainilla
  • 2 bolsas sellables medianas
  • 1 bolsa sellable grande
  • 2 tazas de hielo
  • 3/4 de taza de sal gruesa
  • 1/4 de taza de agua
  • 1 toalla

*Recuerda usar un tanto de los ingredientes por persona; cada niño puede agitar su propia bolsa con hielos y hacer su porción.

 

Procedimiento:

  1. Mezclá la crema o media crema con el azúcar y la vainilla.
  2. Vertí la mezcla en una de las bolsas sellables medianas y cerrála, introducí ésta, a su vez, en la otra bolsa sellable para asegurarse que la mezcla no se filtre.
  3. Colocá las bolsas con la mezcla en la bolsa grande con el hielo, la sal de grano y el agua.
  4. Enrollá la bolsa con la toalla y agitala durante 5 minutos.
  5. Pasado este tiempo, desenrollá y revisá la mezcla, si aún no está bien congelada, repite el último paso durante 5 minutos más.
  6. ¡Listo! El helado está hecho. Cortar un extremo de la bolsa con la mezcla y verter en una taza o un vaso de helado… ¡delicioso!

*Opcional: Podés agregar cacao, chisps de chocolate o fruta al helado base y hacer tus propios sabores.

 

La explicación:

Una mezcla de agua y hielo a 0°C está en equilibrio, esto quiere decir que a esa temperatura, una pequeña cantidad de hielo se derrite y una pequeña cantidad de agua se congela, pero cuando añadimos sal a la mezcla, rompemos ese equilibrio, ya que la sal provoca que el punto de congelación de la mezcla sea más bajo que 0°C; lo que sucede entonces es que el hielo se sigue fundiendo en el agua, pero la mezcla ya no se congela, por lo que el hielo obtiene la energía (calor) que necesita para fundirse de otra cosa, en este caso, de la mezlca de leche, por eso, al ‘robarle calor’, la congela, convirtiéndola en un delicioso helado en pocos minutos…

Investigación de
Vera Alaniz para TodoSalud

Fuente
http://es.tendencias.yahoo.com/

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*