Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

La importancia de amamantar

La importancia de amamantar
01/09/2017 TodoSalud

Hay que destacar que no hay ninguna fórmula comercial que pueda igualar a la leche materna. Además de los nutrientes que posee, le proporciona al bebé todo lo que necesita para lograr un desarrollo óptimo.

Para el bebé es muy importante la lactancia porque le brinda la protección que necesita para evitar infecciones, lo protege contra alergias, hace que tenga un mayor desarrollo cognitivo, un mejor desarrollo psico-motor, emocional y social, una mejor respuesta a las vacunas, más capacidad de reacción frente a enfermedades, menos problemas dentales y de ortodoncia, menor incidencia a la diabetes, y menor incidencia de síndrome de muerte súbita.

La leche materna tiene varios nutrientes, por ejemplo contiene proteínas que el bebé puede digerir fácilmente, estas proteínas no se ven afectadas por lo que ingiera, de alimento o líquidos, la madre.

La cantidad de proteínas que tiene la mamá en su leche es perfecta para el crecimiento del niño y para un buen desarrollo del sistema nervioso. También tiene lípidos que, caso contrario a las proteínas, si se ven afectados por la dieta de la mamá. Estos lípidos contienen ácidos grasos de cadena larga que favorecen el desarrollo neurológico del bebé. Además la leche materna tiene un alto contenido de hierro, en comparación con las leches de fórmula. Una de las ventajas más destacables del hierro es que se absorbe muy bien en el intestino del bebé. También tiene anticuerpos de la madre que pueden evitar infecciones en el bebé, estos anticuerpos se llaman inmunoglobulinas.

A la hora de amamantar lo mejor es que la mamá esté bien sentada y use almohadones para estar cómoda, los lugares tranquilos son ideales para que esté relajada y pueda amamantar sin sentirse incomoda

En el caso de las mamás que no tienen leche, primero habría que ver porque no produce leche, esto se pude estimular amamantando con más frecuencia, y asegurando la posición del bebé al pecho para amamantar mejor. Si no hay leche se pueden usar medicamentos como domperidona y occitoxina, estos tratamientos se utilizan para estimular la secreción hormonal, siempre bajo indicación médica.

La leche materna se puede conservar a temperatura ambiente durante seis horas. En la heladera, no en la puerta, sino en el interior, se puede guardar durante 48 horas, y en el freezer seis meses.

Las instituciones de salud deberían:

1-Disponer de una política por escrito relativa a la lactancia natural, para poner al corriente a todo el personal.

2-Informar a todas las embarazadas de los beneficios de la lactancia.

3-Ayuda a las madres a iniciar la lactancia durante la hora siguiente al parto.

4-Mostrar a las madres cómo se debe dar de mamar al niño.

5- Mostar a las mamás como mantener la lactancia.

6-No dar a los niños más que leche materna.

7-Facilitar la cohabitación de la madre y el niño durante las 24 horas del día.

8-Fomentar la lactancia cada vez que se solicite.

9-No dar tetinas, a los niños alimentados a pecho.

10-Fomentar la creación de grupos de apoyo a la lactancia.

 Sobre la autora:
Dra. Marisa Breton – MN 115.895
Médica Neonatóloga de la
Fundación Hospitalaria
www.fh.org.ar

 

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*