Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Ser el hermano, una tarea complicada

Ser el hermano, una tarea complicada
27/11/2014 TodoSalud
Hermana cuidando de su hermano pequeño

El tratamiento de cáncer es duro (difícil) de sobrellevar porque tiene que ser suficientemente fuerte para poder detener a las células malas y es muy fuerte sobre las células normales.

Duele ver a alguien a quien uno quiere mucho perder su cabello, engordar o adelgazar o no sentirse bien. Uno también se siente algo extraño cuando está bien de salud y puede salir, divertirse y hacer muchas cosas mientras su hermano debe permanecer en su casa sintiéndose mal y débil. Es importante que la familia trate de vivir lo más normalmente posible, que cada uno siga haciendo lo que siempre hizo. Esperamos que el tiempo que tu hermano se sienta mal sea corto. Seguro que rápidamente estará ya levantado haciendo lo que solía hacer.

Miguel es un niño que se preocupa por lo que otra persona siente. Cuando su hermanita volvió a su casa después del tratamiento de quimioterapia, él sentía la necesidad de demostrarle cuánto ella le importaba, especialmente cuando su propia vida seguía siendo tan normal. A veces, escribía sobre un pizarrón con tizas de colores: “Bienvenida a casa Claudia”, otras le dejaba una tarjeta sobre su almohada. Pronto los otros hermanos de Claudia se unieron e hicieron lo mismo y cuando ella volvía mal, estaba segura de que encontraría “algo” que le hiciera saber cuánto les importaba.

Sintiéndote triste

Algunos hermanos se sienten muy tristes por mucho tiempo. Suelen llorar y no sentirse con ganas de hacer nada. Les preocupa el no saber si su hermano se morirá. Es muy triste ver a alguien a quien uno ama enfermo y tomar muchos medicamentos, pero este período de tanta tristeza se termina cuando la hospitalización se acaba y todo vuelve a la normalidad en casa. Si todos los demás se sienten mejor, tú también te sentirás mejor. Hoy, con mejores medicamentos, muchos chicos vencen al cáncer completamente. Algunos chicos evolucionan tan bien que no hay que preocuparse. No debes estar triste o preocupado.

Sentirse culpable

A veces te podés sentirte culpable. Te preguntarás si has hecho o dicho algo para que tu hermano haya contraído cáncer. Recuerda que el pensar algo no significa que ocurra. Las personas algunas veces tienen malos pensamientos, sobre todo cuando están enojadas. El por qué los niños tienen cáncer es aún un misterio. Pero hay algo que es muy cierto: nada de lo que hayas dicho o hecho causó el cáncer.

Celoso

Es muy normal sentirse realmente celoso. ¡Estar en el hospital, faltar al colegio y estar todo el tiempo con mamá y papá puede parecer un buen negocio! Además, los chicos que están enfermos reciben todos los regalos. La gente les regala a los niños con cáncer porque sienten lástima de ellos y quieren hacerlos sentir un poco mejor. Los hermanos/as a menudo se sienten celosos, dejados de lado, y hasta creen que la gente no los quiere igual que al niño con cáncer. Es importante que recuerdes que a vos te quieren tanto como a tu hermano. Si vos estuvieras enfermo recibirías un montón de atención también. A veces parece que los niños con cáncer tienen privilegios especiales, como comidas especiales o no tienen que ir al colegio. A pesar de que vos comprendés que esto es lo mejor para ellos por indicación médica, es difícil de aceptar. Es correcto estar celoso y hablar sobre esto. ¡No debes sentirte culpable por estarlo y no debes guardar estos sentimientos!

Estar enojado

El tratamiento de tu hermano puede ser bastante desconcertante, porque no se sabe qué esperar, qué puede pasar. Por un momento todo está bien y de repente ya no. Esto puede desorganizar a toda la familia y hacer que todos estén enojados.

 

Extracto del libro
“Cuando tu hermano o hermana tiene cáncer”

Distribuido de manera gratuita por:
Fundación Flexer
www.fundacionflexer.org

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*