Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Sexo y Tantra

Sexo y Tantra
02/11/2013 TodoSalud
Sexo y tantra

Según el tantra, en la vida coexisten e interactúan en una danza extática perfecta las fuerzas femeninas y masculinas.

Lo femenino es receptivo, blando y contenedor por excelencia. Lo masculino es activo, rígido y penetrante. Si bien el hombre encarna primordialmente lo masculino y la mujer lo femenino, en ambos existen ambas energías. Lo interesante es que cada uno pueda ser lo que “arquetípicamente” le corresponde y simultáneamente explorar la energía complementaria, porque es más divertido cuando algo no queda estático sino que se mueve y cambia constantemente: está vivo.
Cada ser humano tiene una sexualidad (habitualmente) definida por la biología, aunque sabemos por las distintas características que asumen las orientaciones sexuales que no es el único condicionante. El varón, para sentirse en armonía, necesita sentir que hace y que lo que hace tiene las consecuencias deseadas. Necesita acercarse. Podríamos decir que tiene una cualidad “eléctrica”. La mujer necesita sentirse atractiva, deseada, gustada, amada, sentir que se le acerquen. Su esencia es más bien “magnética”. Sin embargo, ambos pueden explorar la energía complementaria y enriquecer el encuentro.
Cuando ambos entramos en contacto con lo sagrado interior de lo femenino y de lo masculino, es posible ingresar en un espacio en el que ya no somos un hombre y una mujer,sino dos seres fusionados en el amor total y el éxtasis.
Recurso: Después de experimentar la sugerencia anterior, una vez que la mujer está inicialmente satisfecha (orgásmica), el hombre puede quedar quieto y receptivo, mientras ella se acerca y actúa. O pueden hacerlo simultáneamente. La idea es desarticular situaciones estáticas y rígidas que pueden llegar a producir cansancio y aburrimiento.

Orgasmo valle y el control de la eyaculación

Una de las características más publicitadas de la sexualidad tántrica es el dominio sobre el proceso eyaculatorio. Otra de las diferencias importantes es que la eyaculación produce la pérdida de energía física, mediante la salida de las células sexuales al exterior del cuerpo a través de la emisión del semen.

Cuando el hombre aprende a dominar su eyaculación, no solamente estará en capacidad de permanecer en el encuentro erótico por todo el tiempo que desee (con la consiguiente satisfacción de su compañera) sino que podrá disfrutar del cuerpo de su mujer y el suyo propio con la intensidad y la sutileza de sus crecientes sensaciones y oleadas de energía orgásmica por todo el cuerpo.
Recurso: Para aprender a manejar el momento eyaculatorio, primero solo y luego con su pareja, el varón puede practicar la percepción del instante previo y detenerse justo en ese momento. Luego se reanuda la estimulación. Con práctica y apertura de la escucha interior, las sensaciones placenteras irán cada vez en aumento y juntos podrán descubrir experiencias quizás inéditas de disfrute.

Sobre el cansancio físico

A veces, las personas terminan cansadas y/o desenergizadas después de un encuentro sexual. Y la experiencia, en lugar de ser dadora de vida y de salud, termina siendo un drenaje de energía. Esto suele ser un indicador de que algo está desarmonizado entre las dos personas. Algunas claves para resolver esta situación:

Preguntarse si además de cansancio y poca energía, siento plenitud y/o satisfacción. 
En el caso de que no, reflexionar sobre qué necesidad profunda no está siendo satisfecha. 
En una conversación tranquila, no durante el encuentro sexual, sino en otro momento y de una manera positiva y cuidadosa, pedir aquello que necesito, a nivel corporal, emocional o espiritual. 
Respirar conscientemente antes del encuentro. 
Dar tiempo a ir percibiéndose mutuamente, sin apurarse. 
En el caso de los varones, ir aprendiendo a retrasar con conciencia el acto eyaculatorio, para evitar perder energía con la emisión de semen. Con una percepción acrecentada y sutil, es posible aprender a tener orgasmos sin eyacular. 

Sobre la autora
Verónica Kenigstein
-Facilitadora de procesos de transformación transpersonal
-Sexóloga -Especializada en parejas y en comunicación
www.campodeconciencia.com

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*