Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Una manera de serenar tus pensamientos

Una manera de serenar tus pensamientos
26/11/2013 TodoSalud
Mujer relajada en el bosque

¿Para qué me sirve a mí saber todo ésto?, lo que continúa es muy poderoso y hay una alta probabilidad de que pueda serte útil dado sus profundos efectos. Voy a darte herramientas para serenar tu mente y para que puedas usarlas en busca de claridad y tranquilidad. Ahora, para hacer uso de estas herramientas tendrás que estar un poco más atento a la vida, a tu vida.

Esto es algo muy curioso, ¿has notado alguna vez como es tu respiración en una situación tensa o de miedo? Generalmente es una respiración alta (localizada en la parte superior del pecho, elevando hombros) rápida y muy corta. Depende del grado de tensión, pero incluso a veces apenas entra aire en los pulmones. Esta forma de respirar se repite cuando tenemos pensamientos y sentimientos parecidos, ni siquiera es necesario estar frente a una verdadera situación de peligro, solo con imaginarnos que lo estamos, o pensar y sentir que nuestra reputación, autoimagen, emociones o sentimientos se encuentran amenazados, ya es más que suficiente para activar esta forma de respirar de manera automática. Esta realidad también tiene otra cara, cuando estamos pasando por un buen momento, relajados, confiados o tenemos pensamientos y sentimientos similares, nuestra respiración tiende a ser naturalmente más amplia, profunda y lenta, incluso muchas veces se localiza en la zona del abdomen. Tal es la interdependencia entre pensamientos y respiración, obsérvalo y veras.

Gran parte de nuestras horas de vigilia, las vivimos como en un estado de somnolencia, como estando despiertos pero a la vez dormidos ¿Sabes porque lo digo?, hay una infinidad de cosas que hacemos, decimos y sentimos de forma totalmente mecánica, “no nos damos cuenta”. A este no darse cuenta de las acciones y cosas que sentimos le llamo “estar dormido”.

Necesitamos ir poco a poco desarrollando la Conciencia ¿qué es esto?…un darse cuenta, percibir y ver un aspecto de nosotros mismos y de la vida donde antes simplemente actuábamos de manera mecánica. Ese minúsculo momento en cual nos percatamos de algo que se nos pasaba por alto, puede ser una forma de sentir, reaccionar a algo o alguien, ese es el momento clave para aplicar las herramientas que te daré a continuación.

Ya sabemos de la importancia de darse cuenta de que situación nos pone, tensos, furiosos, angustiados, etc. ¿Qué hacemos? No sirve exigirle a la mente que se calle y se tranquilice, algo como: “¡¡¡Cállate, por favor!!!” eso sería echarle más leña al fuego, ya que la mente siempre quiere mantener el control y quizás responde con más fuerza “revelándose” ante nuestra “orden”. De ahí el inmenso valor que tiene la respiración cambiando la atención y la frecuencia de las ondas que generan los pensamientos, veamos de que se trata todo esto.

Yendo a lo práctico

Ejercicio para serenarnos internamente:

1-Trata de dirigir la respiración hacia la región abdominal (evitando abombar demasiado el abdomen hacia adelante).
2-Inhala en 5 tiempos y exhala en 10 tiempos (ten en cuenta sentirte cómodo con tu respiración), es muy importante que los tiempos sean parejos (aconsejo un reloj con segundero para tal fin).
3-Repite esta secuencia 7 veces.
Puedes realizar estos ejercicios en distintos momentos del día espaciados entre sí. Lo ideal es realizarlos por la mañana muy temprano aprovechando el momento donde el aire se encuentra con mayor vitalidad. Te todas maneras es muy útil emplearlo luego de un momento tenso, donde necesitamos tranquilizarnos. También es recomendado si tenemos que exponernos frente al público, afrontar una situación importante o sencillamente estamos descentrados y necesitamos volver a sentirnos en nuestro propio eje. La próxima respiración puedes usarla cuando no estés demasiado alterado por tus emociones y tu mente no esté tan activa. Te proporcionará una atención mayor al presente y una mente atenta y lúcida.

Ejercicio para la claridad y lucidez mental:

1-Trata de llevar la respiración al abdomen (que los hombros al inhalar no se eleven).
2-Inhala en 5 tiempos y exhala en 5 tiempos.
A este tipo de respiración donde la inhalación y exhalación duran la misma cantidad de tiempos se le llama en yoga “respiración circular”.
3-Repite esta secuencia 7 veces.
También podemos aplicar este principio de los tiempos de la respiración para cargarnos de energía cuando nos falta y la mente tienda a embotarse.

Ejercicio para recargar la energía:

1-Trata de llevar la respiración al abdomen.
2-Inhala en 10 tiempos y exhale en 5 tiempos.
3-Repite esta secuencia siete veces y luego descansa.

Algunas consideraciones generales

Todas las respiraciones deben ser hechas por la nariz, independientemente de la inhalación o exhalación. No hay retenciones, siempre estoy o tomando aire o sacándolo. No detengo el ejercicio. Los tiempos pueden ser modificados manteniendo su proporción, para mantener la simetría del ejercicio. No aconsejo hacer números de tiempos demasiados grandes. Es muy importante que se detengan si sienten alguna agitación.

Vale resaltar el hecho de que la respiración es la única función fisiológica que es mecánica y a la vez puede ser modificada a través de la voluntad. Esta característica le da el poder de ser una brecha entre lo consciente y lo inconsciente y es través de la misma, que se puede acceder a modificar conductas y patrones. Espero que estos ejercicios puedan serles de utilidad.

Sobre el autor
Exequiel Bernard
www.yughsi.com.ar

1 Comentario

  1. Jorge montenegro 7 meses hace

    Magnífica enseñanza.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*