Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Ayurveda

Ayurveda
13/04/2020 TodoSalud

La ciencia y el arte de la vida

A veces nos encontramos preguntándonos por qué será que siempre tendemos a tener los mismos malestares, dolores o tal o cual sentimiento. Por qué será que me cae mal cierto tipo de alimentos, mientras que otra persona los puede digerir tranquilamente.

Nuestras características nos individualizan, nos hacen Seres únicos, y por eso tenemos necesidades únicas para lograr el bienestar. El Ayurveda explica esto de una forma simple y lógica, basándose en la observación de la Naturaleza, inteligencia suprema, que da Vida, la nutre y la transforma. El objetivo es el autoconocimiento, para poder hacer elecciones acordes a nuestras necesidades y actuar conscientemente en cada momento de la vida cotidiana para lograr y mantener la salud y la felicidad.

Ayurveda, es el primer sistema médico conocido en el mundo, originado en la India hace más de 5000 años. El término proviene de los vocablos Sánscritos “Ayur” (Vida) y “Veda” (conocimiento, sabiduría). Se la conoce como “la ciencia de la Vida”. Es considerada la medicina más completa del mundo por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El Ayurveda es una forma de vida y una herramienta de autoconocimiento.

La alimentación es uno de sus pilares fundamentales de tratamiento. Así también se emplean rutinas para la vida diaria, masajes, ejercicios, hierbas medicinales como algunas de las herramientas terapéuticas, abordando al ser humano de forma integral (cuerpo-mente-espíritu), considerando su individualidad y su relación con el medio ambiente en el que vive. El macrocosmos reflejado en el microcosmos (y viceversa).

Para el Ayurveda todo lo existente en el Universo está formado por los 5 grandes elementos. Cada elemento tiene sus características particulares. Ellos son:

ESPACIO: el lugar donde todo se manifiesta. Su característica es de expansión. Es el elemento más sutil. Es frío y liviano.

AIRE: Su característica es el movimiento. Es liviano, irregular, frío y seco.

FUEGO: tiene el poder de la transformación. Es el primer elemento que permite ver, ya que tiene luz. Es penetrante, agudo, caliente.

AGUA: Tiene la característica de cohesión y fluidez. Une y lubrica. Es fría, húmeda, pesada.

TIERRA: Su característica es la estabilidad. Es pesada, fría. Es el elemento más denso y se encuentra formando la estructura del cuerpo.

Estos elementos son etapas de la manifestación de la materia. Desde el más sutil, al más denso.

De la combinación de estos cinco elementos derivan los tres biotipos denominados DOSHAS. Son fuerzas o energías que hacen que tengamos ciertas características en nuestro cuerpo y mente y que tendamos a ciertos desequilibrios. Siempre están actuando los tres Doshas en todas las personas, pero en cada una hay uno o dos de ellos que predominan:

DOSHA VATA (ESPACIO+AIRE) Son delgados, livianos, con frialdad en manos y pies, sequedad general, apetito variable. Inestables, cambiantes, creativos, entusiastas, comunicadores, desapegados. En desequilibrio presentan inseguridad, miedos, ansiedad, constipación, insomnio, dolores generalizados.

DOSHA PITTA (FUEGO+AGUA) Tienen contextura mediana, piel clara, suave y cálida, cabello fino, transpiración fácil, lunares, apetito intenso y digestión fuerte. Gran interés intelectual, competitivos, agudos, perfeccionistas, líderes, eficientes. En desequilibrio presentan irritabilidad, celos, críticas, enojos, exigencia, obsesiones, fiebre, gastritis, hemorroides, inflamaciones.

DOSHA KAPHA (AGUA+TIERRA) Son de contextura grande, robustos, firmes, cabello grueso y graso, piel oleosa y fría, apetito y digestión lentos y constantes, calmos, metódicos, serenos, de buen dormir. En desequilibrio: obesidad, edemas, alergias, quistes, avaricia, apego, depresión.

Esta individualidad es fundamental para saber que una misma enfermedad en diferentes personas, tendrá características diferentes. Entonces el tratamiento se personaliza. Para esto el análisis y estudio se focaliza en la persona, más que en la enfermedad. Según la ley de que “lo semejante aumenta lo semejante”, cada Dosha necesitará ciertas características para equilibrarse. Habrá que buscar las características opuestas a cada Dosha para lograr apaciguar sus malestares y lograr un equilibrio. Con herramientas de autoconocimiento que nos brinda el Ayurveda, podemos hacer las correctas elecciones para lograr nutrir y equilibrar nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu, y así permitir que nuestra sabiduría innata nos guíe en el camino de la sanación. Y como “Alimento es todo aquello que entra por los sentidos”, no sólo se trata de la elección de la comida, sino también de las actividades, las compañías, los lugares, los pensamientos, etc. Cada Ser es único y a la vez está formando parte de un todo. Si cada parte busca la salud, entonces el Todo vibrará en frecuencias armonizadoras.

Sólo se trata de observación, paciencia, sentido común y conexión con aquello que nos da Vida. ¡Este es el Arte de la Vida!

Sobre la autora:
Dra. María Nazaret Zorrilla
Médica especialista en Ayurveda y cocina ayurvédica
www.facebook.com/AyurvedaFormosa

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*