Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Casa saludable

Casa saludable
11/06/2020 TodoSalud

Cómo hacer de tu hogar un entorno más sano

Crear espacios saludables, armonizar y sanar la casa, ayuda a armonizar y sanar la vida; vivir en una casa saludable es fuente de bienestar y de salud para las personas y para el medio ambiente.

Cuando llegamos a casa nos cuesta reducir ese ritmo tan acelerado. Por ello, tener una casa relajante se está convirtiendo prácticamente en una obligación y no en una opción. A la hora de decorar, reformar o diseñar un hogar debemos tener en cuenta cuatro variables para tener una casa saludable. De este modo, no sólo ayudaremos al planeta, sino que ahorraremos en nuestras facturas y construiremos una vivienda sana, confortable, segura y sostenible.

  • Vivienda Sana: Algunos factores como la temperatura, el color, el ruido o la humedad son básicos para que nuestra casa se convierta en un auténtico refugio. Ya es muy sabido que los colores de una casa influyen directamente sobre el estado de ánimo de las personas que habitan en ella. Por ello, debemos escoger el color adecuado e informarnos un poco sobre qué representa y qué beneficios o perjuicios puede aportarnos.
  • Vivienda confortable: la higiene dentro de casa, elegir un mobiliario ergonómico, o buscar una temperatura agradable todo el año hace que nos encontremos mucho mejor en casa.
  • Mantener siempre el orden: sobre todo encima de las mesas o de la cama. No hay nada más agobiante que entrar en un dormitorio en el que está todo desordenado. Por ello, dedicarle unos breves minutos al día, no para limpiar, si no para guardar y mantener organizada las habitaciones es primordial. Hacer la cama, guardar las prendas que dejamos tiradas en las sillas, retirar el desorden de la mesa de luz o del comedor y la cocina… Son cosas que podemos hacer en muy poco tiempo y que nos aportan mucho beneficio.
  • Vivienda segura: no sólo debemos preocuparnos de la seguridad de la vivienda frente a robos, sino que deberemos ser cuidadosos a la hora de evitar accidentes domésticos, escapes de gas, inundaciones, incendios, etc. Reparar las fugas de agua, gas, etc.

Si te ausentas por largo tiempo de tu hogar, desconecta aparatos electrodomésticos y cierra llaves de paso.

  • Vivienda sostenible: afortunadamente cada día estamos más conscientes en proteger el planeta. Gracias a un buen aislamiento podemos ahorrar mucha energía, podemos seguir algunos trucos para reciclar o ahorrar agua y energía. La luz natural hace maravillas con el espíritu de una persona. Nos brinda paz, armonía y calidez instantánea. Está claro que no todos disponemos de grandes ventanales por los que entra gran cantidad de luz directa, pero si durante el día siempre tenemos las persianas y cortinas abiertas y dejamos pasar la luz directa o indirecta del sol, ésta nos aportará un gran beneficio, tanto para crear un ambiente cálido como además para ayudarnos a ahorrar en nuestro gasto eléctrico.
  • Vivienda Armoniosa: Un lugar perfecto al que volver después de un día duro de trabajo y desconectarnos dentro de nuestras posibilidades (horarias, económicas, ambientales). Debemos plantearnos el añadir alguna planta a nuestra decoración. Las plantas y las flores son muy relajantes, tanto visual como aromáticamente hablando. Pueden transformar el ambiente de inmediato. Sólo tenemos que encontrar la cantidad, ubicación y planta o flor que mejor le venga a nuestra casa. Además de la luz principal, es aconsejable tener puntos de luces más íntimos, lámparas de mesa o de pie en algún rincón para que puedan crear un ambiente más íntimo cuando se requiera. Las velas blancas aportan un aire de calma y de relajación muy importante. Además en algunas ocasiones hasta podemos ahorrar algo de luz al tener siempre disponible alguna vela a mano.

Para TodoSalud
Vera Alaniz
Fuente: www.planlifeedificaciones.com

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*