Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Cavitación

Cavitación
04/11/2013 TodoSalud

En los últimos tiempos, se ha hecho muy popular para eliminar las grasas cumuladas, que no se consiguen eliminar ni con dietas, ni con ejercicios, ni con otros tratamientos tradicionales. Ante estos casos, sólo podíamos recurrir a la liposucción; ero ahora se nos presenta una alternativa altamente eficaz para eliminar a grasa y que no requiere cirugía.

La cavitación consiste en generar controlada y repetidamente micro-burbujas de vacío n el interior de un fluido, que van a provocar finalmente la implosión del mismo. Este método, aplicado a la grasa corporal, consigue romper la estructura de los depósitos grasos localizados que suelen resistirse a las dietas y el ejercicio físico. Una vez destruidos estos depósitos, al convertir la grasa en líquido, se pude eliminar los glicoles a través del sistema linfático por orina y es mucho más fácil eliminar la grasa restante con algún ejercicio físico, plataforma vibratoria o electro-estimulación.

Esta forma de eliminar la grasa difícil, que anteriormente no se había utilizado en estética, supone un término medio entre las dietas y la liposucción y se está popularizando entre las clínicas y centros de estética, ya que sus resultados son excelentes pero sin resultar un método invasivo, puesto que no sería necesario intervención quirúrgica. 

Con el método de la cavitación, obtendremos un efecto reafirmante y modelador en las zonas deseadas; cuyos efectos pueden verse en pocas sesiones claramente. El equipo que se utiliza consta de un cabezal que genera controladamente microburbujas de vacío, que son las que producirán la cavitación. En sí, son ondas ultrasónicas moduladas en 40 khz. Estas ondas ultrasónicas producen una sobreexposición a las células grasas, que acumulan energía y suben su temperatura hasta que implosionan rompiendo sus membranas. La grasa que contienen se fragmenta en diglicéridos, que pueden ser expulsados fácilmente del organismo. Tras esto, se realiza un drenaje en la zona justo después de cada sesión de cavitación, ayudando a la eliminación de la grasa. Los tratamientos de cavitación se realizan sólo sobre abdomen, glúteos, zona externa o interna de la pierna.

Cada sesión se realiza aproximadamente durante 35-40 minutos en la zona a tratar (una sola zona por sesión) y a continuación se aplican técnicas de drenaje evitando que la grasa se reabsorba nuevamente. En cada sesión se produce una reducción de volumen de aproximadamente unos 2cm en la zona tratada. Es recomendable realizar de 6 a 12 sesiones espaciadas de 2 a 3 semanas dependiendo de la zona que se esté tratando y del estado del paciente.
El equipo no rompe los anclajes de la piel, la estructura cutánea queda intacta y en pocos días la piel se retensa y vuelve a su lugar.
El candidato perfecto es cualquier persona que tenga los niveles de colesterol y triglicéridos aceptables, pero los mejores resultados se ven en personas que tengan tres centímetros y medio de capa grasa, por debajo de estos valores los resultados no son tan llamativos.

Para más información:
texel@texel.com.ar 
www.texel.com.ar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*