Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Cómodos en el viaje

Cómodos en el viaje
02/11/2013 TodoSalud
Mujer descansando en un tren

Los viajes de larga duración no sólo se hacen interminables sino que pueden ocasionar molestias físicas si no se toman medidas para garantizar la comodidad.

Elegir un buen asiento, llevar ropa cómoda y holgada, contar con elementos que faciliten el descanso y la comodidad en un viaje largo: mantas de algodón, almohadas de hierbas y de cáscara de Trigo Sarraceno (por ser maleables, se adaptan a la curvatura de las cervicales como así también en las lumbares, favoreciendo al cuerpo en la búsqueda de la posición necesaria para la relajación, evitando así los consabidos dolores postmicro). Si estas almohadas van acompañadas de flores de lavanda, el estado de ansiedad previaje ira disminuyendo gracias a los aromas sutiles que lo irán envolviendo mientras busca la relajación.

Si tiene la oportunidad de viajar en coche cama, le sugerimos un relajante óptico relleno de semillas y flores de lavanda, la suave presión que ejercen sobre los ojos ayudan a la relajación del nervio óptico, y si decidió no mirar televisión lo protegerán de la luminosidad mientras logra conciliar el sueño. Si va a mirar televisión le sugerimos hacerlo sentado, evitando reclinar su asiento, ya que esta posición es nociva tanto para sus cervicales como para el conjunto de músculos que la acompañan.

Viaje en micro

Los asientos en ventanilla son más tranquilos. En el asiento anterior a la puerta de salida, se podrá reclinar el asiento al máximo sin molestar. Y los primeros del frente suele contar con una mesita muy práctica. La fila de atrás es la peor porque sus asientos no se reclinan. 
Conviene evitar viajar en horas pico y en fechas de recambio ya que tardar más horas de las previstas puede resultar desesperante.

El tren 

Viajar en tren permite pasear a lo largo de todos los vagones, disfrutar del comedor y del paisaje. En los trenes es más frecuente que no se emitan películas, lo que exige acordarse de llevar música, libros, pasatiempos, o cualquier otro elemento que ayude a distraerse. Si la intención es dormir, hay que tener en cuenta que el traqueteo y el tránsito constante de personas caminando por el pasillo es ruidoso. Por ello, conviene llevar tapones para los oídos, elegir asientos alejados del comedor y, de ser posible, optar por un coche-cama.

Sobre la autora
Beatriz Somerville
bettysomerville2005@yahoo.com.ar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*