Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

El dolor en tu espalda

El dolor en tu espalda
09/08/2019 TodoSalud

De acuerdo al Profesor de Neurología, Antonio Damasio, de la Universidad de Iowa, una emoción es frente a un estímulo, una colección completa de respuesta químicas y neurales automáticas, que forman una estructura distintiva.

Un sentimiento es la transcripción de esa emoción sobre el teatro del espíritu con ayuda de un proceso que conduce a la producción de imágenes mentales. Aun si la distinción nos parece difícil de comprender, se ha comprobado que una emoción de tristeza precede al sentimiento de tristeza. Todo lo que sentimos en el terreno afectivo, emociones y sentimientos, está basado en la actividad de regiones cerebrales que son sensibles en el cuerpo. Aunque la médula espinal no responda, subsisten otras vías de transmisión de la información, el sistema sanguíneo y el nervio vago, que transmiten desde las vísceras, saltean la médula y entran en contacto directo con el tronco cerebral.

La emoción pasa por la sensación y la sensación esta en relación directa con el cuerpo, con los 5 sentidos, por lo tanto las informaciones son clasificadas a nivel del tálamo. Cuando se pierde la capacidad de expresar una emoción, se pierde también la de sentir el sentimiento correspondiente. De acuerdo a las recientes investigaciones,  la emoción precede al sentimiento. Los sentimientos son la expresión del desarrollo humano. Nuestro cuerpo es el testigo diario de nuestro pasado, contiene secretos acerca de los sucesos de nuestra vida. El pasado siempre vuelve, influyendo sobre nuestras acciones del presente. Conocer y reconocer los recuerdos que nos habitan,  permite liberarnos de la “mochila emocional”. El sufrimiento emocional intra-uterino, el trauma del parto y las experiencias de la infancia y todas las etapas de la vida están inscriptas en los tejidos del cuerpo. Desde la etapa intra-uterina, la información se almacena en la memoria emocional del cuerpo, el sistema límbico.

Las reacciones naturales de lucha- huida ante los peligros son una parte de la higiene mental. Caso contrario, somatizamos. Se denomina “somatizar” a la impresión causada por un suceso,  que se marca en las tensiones de los tejidos, se producen nudos relacionados a lo no expresado. Estos alteran al SNA y se inician los trastornos psicosomáticos que luego derivan en la enfermedad física. Las vértebras actúan como fusibles. El pasado quedó inscripto en el cuerpo y cuando una situación lo sensibiliza, reacciona desproporcionadamente. Los cinco sentidos están vigilantes, reciben información como antenas, están siempre listos. Si algo se percibe como peligroso de acuerdo a la memoria almacenada, el sistema de vigilancia se despierta para enfrentarse al supuesto peligro. Cuando el sistema de defensa no ha encontrado la clave para superar la memoria almacenada, reacciona desde el miedo que lleva inscripto en sus tejidos.

Los vínculos entre las emociones y los trastornos del sistema autónomo o neurovegetativo, denominados psicosomáticos, serán descriptos en estos textos. Las técnicas T.E.M.E. componen un método que ayudará al cuerpo a recuperar su capacidad de liberarse de las limitaciones impuestas por recuerdos de experiencias traumáticas y emociones negativas.

Los sentimientos de culpa, el miedo al fracaso, la experiencia de la traición, la humillación, la ira, el temor a la pérdida del amor, la baja autoestima y muchos otros factores pueden afectar el comportamiento de un individuo. Estos sentimientos afectan su capacidad de tolerancia al estrés, desarrollando fácilmente enfermedades psicosomáticas de variada índole. Las más comunes son la fibromialgia, el síndrome del intestino irritable, la migraña y otras menos conocidas. Las técnicas T.E.M.E. incluyen ejercicios de respiración para un mejor control de las emociones. Enseñamos ejercicios que conducen a la coherencia cardíaca, con el objetivo de gestionar el propio sueño, conducen a la relajación muscular, fortalecen el sentido de la voluntad, permiten la expresión verbal y mucho más. Las técnicas manuales y de aplicación de imanes liberan las tensiones musculares profundas y permiten soltar emociones atrapadas, aún sin haberlas verbalizado. En algunos casos, el paciente externaliza su sufrimiento emocional, lo pone en palabras y alivia las tensiones musculares que sus recuerdos le habían generado.

La Espalda y las Emociones

La parte superior de la espalda tiene correspondencia con el centro energético cardíaco. Los dolores de espalda se refieren a las primeras fases de la concepción, a las necesidades de base y a la estructura fundamental del Ser. Las vértebras cervicales están particularmente relacionadas con los sentimientos, la comunicación y apertura a la vida. El miedo al juicio, la crítica y el rechazo afectan las vértebras cervicales y derivan en la tendencia al encierro y evitación. Las cervicales C1, C2, y C3 están relacionadas con la desvalorización de nuestras capacidades y la C4 a C6 con el sentimiento de injusticia percibido en nuestro entorno.

Características particulares del comportamiento y dolencias que se presentan como signos de disfunción en cada nivel vertebral:

Vértebra Cervical 1: La hipervigilancia

Comportamiento: Estado de alerta permanente, sistema de alerta encendido noche y día, rumiante,

Reacciones en el cuerpo: acufenos, audición agudizada, vagotonía, insomnio.

Como consecuencia de algún traumatismo u otra circunstancia, la amígdala, en el seno del sistema límbico, mantiene el estado de miedo, el instinto de supervivencia será predominante.

Ejemplos de casos:

Paciente de sexo femenino, 68 años, con problema de hiperacusia, hipersensibilidad a los sonidos, usa audífonos para disminuir los ruidos exteriores  está aislada del mundo exterior, vive estado de alerta permanente y cabellos débiles, pierde el equilibrio. Al soltar la C1, disminuye su hipersensibilidad, ya no se cae y su cabello mejora.

Paciente femenina de 53 años – Presentación de acufenos (sirena de alarma que previene un peligro). Hace cinco años que tiene esto luego de haber dejado los anticonceptivos.  En la sesión recordó que a los 20 años

Había tenido algo parecido a los 19 años, cuando creyó haber quedado embarazada durante una relación sexual adolescente. Aunque ahora está en la menopausia, su inconsciente no lo registró y le causó temor un posible embarazo a los 50 años.

 

Vértebra Cervical 2: Faltó el reconocimiento en la infancia

Comportamiento: reacción exagerada del comportamiento, con problemas existenciales del tipo “ser o no ser”, presenta negación de sí mismo

Reacciones en el cuerpo: Neuralgia de Arnold, Tortícolis a repetición.

Muchas personas se confrontan con el fenómeno de la negación de sí mismo- esto puede ser auto protector, para no sufrir, no enfrentar la cólera de los otros. Uno puede borrarse, hacerse chiquito, desaparecer hasta disfrazarse de aquello que gusta a los otros, lo que ellos esperan de uno. Uno se olvida, se entierra, se somete, no existe.  El niño en la etapa pre verbal se mira de acuerdo a la mirada de los otros.  Esta imagen de sí mismo reflejada por la mirada del otro provoca un sentimiento  que se impregna en el cuerpo y en el cerebro. Esta representación de sí mismo permite, de acuerdo al estímulo, estar sereno o no. Para disfrutar del reconocimiento cuando somos adultos, hace falta haberlo recibido cuando fuimos niños. El Ser Humano necesita sentirse amado, aceptado, integrado  en el seno de su familia, pero que se lo demuestren con gestos y palabras.

Ejemplo de casos: Paciente de sexo femenino, 45 años nacida a continuación de la pérdida de su hermano varón, lo cual marcó emocionalmente la vida de toda la familia. Esto la condujo a esforzarse en ser la mejor hija del mundo, a servir a su madre para que recuperase su alegría, a ser una persona sobre-adaptada, siempre complaciendo a su madre, quería ser importante a los ojos de su madre. Por falta de anclaje, se comportaba como una nómade y no podía echar raíces. Al desbloquear la C2, por aplicación de Terapia Energética Manual Emocional (T.E.M.E.), que aplica técnicas de sumadas a las de Liberación Somato-emocional y otras asociadas, lentamente comenzó a pensar en establecerse, enraizarse y adquirir una casa.

Continuaremos en la próxima edición….!!!

Sobre la autora:
Graciela Pérez Martínez
Directora del Centro de Enseñanza y Tratamiento Círculo Azul Camet
www.azulcamet.com.ar

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*