Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Impotencia (Disfunción Eréctil – DE)

Impotencia (Disfunción Eréctil – DE)
02/11/2013 TodoSalud

Este trastorno es una de las quejas más comunes que presentan los varones, que si bien es más habitual después de la edad media de la vida, se observa en todas las edades, incluso en jóvenes veinteañeros.

Este trastorno se caracteriza por la dificultad de conseguir o mantener una erección del pene lo suficientemente fuerte para lograr una penetración satisfactoria que se prolongue en el tiempo lo necesario para lograr la culminación de la relación sexual de la pareja.

Actualmente el término impotencia ha caído en desuso porque el mismo implica un sentido peyorativo, además debemos tener en cuenta que existen muchos grados de Disfunción Eréctil (DE): desde la disfunción total y permanente hasta ausencias esporádicas de erección, aunque el estímulo que el sujeto recibe pueda ser considerado suficiente. Es importante saber que la mayoría de los varones han tenido alguna que otra vez dificultades o falta de erección durante su vida sexual en determinadas ocasiones.

La DE primaria es la forma más grave de este trastorno y se caracteriza por no haber tenido nunca la persona que la sufre, erecciones normales o padecer la falta total de erección; y el tratamiento en estos casos requiere un estudio clínico, hormonal, neurológico y psicológico para evaluar las prácticas más convenientes a emplear.

La DE secundaria es la que aparece en cualquier momento de la vida sexual del individuo el cual tenía hasta entonces una actividad sexual normal. Las causas de este padecimiento son orgánicas y/o psicológicas. La orgánicas pueden ser hormonales, patologías previas (diabetes, hipertensión arterial, ateroesclerosis, neurológicas) o debidas a medicamentos que la persona esta consumiendo para el tratamiento de alguna enfermedad. Las psicológicas corresponden a trastornos emocionales de variados orígenes, desde ansiedad neurosis, fobias, o enfermedades psiquiátricas más complejas.

Las causas psicológicas de la DE son quizás las más frecuentes entre individuos jóvenes y hombres sanos de mediana edad. La ansiedad y el stress al cual están sometidos los individuos en esta etapa de su vida pueden ser la causa de estos trastornos, como así mismo, la disminución del deseo sexual que también es una perturbación que se observa con mucha frecuencia.

Dentro de los trastornos de la DE secundaria es común observar muchas variantes de características netamente psicológicas, por ejemplo: personas que tienen trastornos de erección con su esposa y no con una pareja casual o viceversa; en otros, su erección puede presentarse normalmente o no debido a otras causas, como ser lugar donde realiza el acto sexual, actitud de la mujer (dominante, pasiva, etc.). Del mismo modo, las desavenencias conyugales son, juntamente con la pérdida del deseo en la mujer, una causa muy habitual.

Los estados depresivos son otra causa a tener en cuenta que, actualmente, se ven frecuentemente; pero aquí es necesario discernir si la DE es la causa o la consecuencia del problema o la medicación que eventualmente se pudiera estar consumiendo.

Sobre los autores
Lic. Leticia R. Cohen 
Dr. Federico Leal (en reemplazo del Dr. Alberto Dufour)
Sexología Clínica
info@sexologiamedica.com.ar 
www.sexologiamedica.com.ar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*