Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Kinesia psicosomática

Kinesia psicosomática
09/11/2013 TodoSalud

He elegido este nombre para indicar un enfoque terapéutico que incluye dos aspectos fundamentales:

1. por un lado, la relación con la medicina psicosomática, de la cual es una parte fundamental, pues aborda aspectos amplios de la relación cuerpo – mente en áreas poco contempladas por aquella, a las cuales me referiré mas adelante

2. por otro lado, porque enfatiza el tema del movimiento, la kinesia, como motor de todos los cambios producidos en el interior del organismo, el intercambio permanente entre el organismo y su entorno, y la aplicación de técnicas basadas en la movilización de todas las estructuras psíquicas, mentales y corporales, trasladando luego estos conceptos a las interrelaciones entre individuos, entre individuos y el medio, entre grupos sociales, etc. 

Agregamos a las técnicas físicas de investigación médica, otras técnicas de psicología, exploración de la mente, avances en psiconeuro – inmunobiología, con el objetivo de ver en la historia del paciente, algo mas que una simple enunciación de causas y efectos, signos y síntomas, para concientizar la importancia del cuerpo, tanto del nuestro como la del cuerpo de nuestros pacientes, tanto como individuos de una especie y como seres humanos.

Suele ocurrir que algunas propuestas admitan diversas interpretaciones, según puntos de vista propios del observador, por lo cual haré una referencia rápida a diversos términos y conceptos relacionados con lo psicosomático, para conformar un lenguaje común, accesible a todos con un mismo significado, a partir de lo cual quedamos en libertad de emitir nuestra propias opiniones, tanto a favor como en contra.

Vamos a hablar de un individuo con un soma – cuerpo que reacciona al medio ambiente de acuerdo a su peculiar organización biológica personal, compartida con otros de su misma especie pero con un sello individual que no debemos ignorar. En ese cuerpo se desarrollan las áreas psíquica y mental, acordes a la psicología de base, en cambio permanente por su propio funcionamiento interno, que moviliza las conexiones neuronales, libera los neutotransmisores, conduce información, produce respuestas.

Tanta complejidad suele realizarse sin intervención de la mente conciente, del cerebro en especial. Cuando queremos actuar como observadores, nos resulta imposible reconocer que función cumple esa organización que llamamos mente conciente, como influye en las funciones normales.

Luis Chiozza, uno de los investigadores mas importantes en medicina psicosomática de nuestro país, autor de numerosos trabajos, dice en uno titulado “Porqué enfermamos”:

Los síntomas observados en el paciente deben proporcionar una unidad de criterio y sentido, para lo cual debe tenerse en cuenta:

1. Interpretar el significado de un síntoma no significa postular una causa, o sea que no encasillamos lo observado como causa de lo que acontece.

2. La percepción de una causa, no excluye la posibilidad de interpretar el significado inconciente específico de un trastorno determinado. 

3. La imposibilidad de comprender un significado no implica demostrar su ausencia.

4. La realidad psíquica con su significado tiene un origen tan primario como la existencia física con sus propias leyes y derechos.

5. Si admitimos que un determinado trastorno corporal expresa un significado inconciente, debemos admitir que toda transformación de ese significado lleva implícita una transformación del trastorno original.

Consideraremos el organismo como un sistema abierto, cuyos órganos están inter – relacionados siguiendo un orden jerárquico, de modo que cada elemento recibe algo de otro/s estableciendo un resultado que no es igual a la suma de las partes (dos mas dos no siempre da cuatro).

Al actuar de este modo, accedemos a una síntesis conceptual mas valiosa que el enfoque analítico habitual, lo cual hace la tarea mas difícil pues nos obliga a desestructurar lo que sabemos y creemos; nuestros juicios e interpretaciones tambalean, modificamos lo que aceptamos y rechazamos hasta que paulatinamente empezamos a confiar en nuestra percepción, admitimos otros puntos de vista, flexibilizamos nuestras opiniones y así, con un poco de suerte y un vagón de trabajo, podemos reconocer lo que nos pasa y también lo que le pasa al otro.

Me gusta calificar esta tarea como “cirugía sin anestesia”, reconociendo que no siempre lo que duele sirve ni tampoco lo contrario, y también que tenemos mucha capacidad para resistir el dolor y no sucumbimos fácilmente a las penas, enfermedades, golpes.

Esta historia es la nuestra, la de todos, por lo cual encaramos una propuesta de tratar de no sufrir sin sentido, por culpas que no cometimos o daños ya pasados.

Si sólo pudiéramos darnos cuenta y vivir el presente en libertad, estaríamos curados de muchas enfermedades.

Un enfoque psicosomático bien encarado permite adquirir nuevos conocimientos respecto a la naturaleza de muchos trastornos con lo cual los factores etiológicos de la enfermedad, adquieren otro sentido. Esta propuesta debe trasladarse a los grupos humanos, que se nos muestran con sus necesidades materiales de alimento, ropa, atención de la salud, y si estas no son satisfechas tenemos una sociedad enferma con altos índices de mortandad y deterioro.

En el aspecto social la situación es la misma y si no se cubren las necesidades psíquicas y sociales, tendremos una sociedad enferma.

Muchos acontecimientos del siglo XX pierden su sentido intrínseco si se consideran solo desde lo político o económico, para revelarse como manifestación superficial de un cambio biológico mas profundo, que tiende a desvitalizar progresivamente al hombre y su entorno. Sin embargo, esto debe verse como parte de un proceso que conducirá al hombre a una etapa en su evolución, proceso durante el cual volverá a darse la lucha por la supervivencia y el predominio del mas fuerte.

La biología moderna ha incluido en sus programas, la psicología que nos enseña que la conducta y la enfermedad (conducta mórbida), no pueden ser comprendidas sin el enfoque psíquico del individuo y su medio.

Reflexiones sobre el significado de términos y conceptos usados con referencia a la medicina psicosomática:

1. confusión de los campos de razonamiento: decir que la causa del reumatismo es un desequilibrio entre los sistemas endocrino y vegetativo, que produce cambios en la circulación tisular y éstos a su vez alteran el metabolismo articular, es válido si tenemos en claro que nos referimos sólo al aspecto mecánico de la lesión. Pero no es legítimo comparar los resultados obtenidos en diferentes campos de observación, por ejemplo: en el reumatismo, ¿el factor metabólico es mas, menos o igual de importante que el factor infeccioso o emocional? .

2. cuerpo – mente: el individuo, que es una unidad (objeto de estudio) puede ser visto desde un enfoque psicológico y/o físico (medio de estudio), pero no por ello deja de ser una unidad y no la unión de dos partes.

3. funcional – orgánico: se usa funcional para referirse a un proceso mórbido reversible, a diferencia de lo orgánico, que se supone ya instalado estructuralmente. De otro modo, una lesión será funcional cuando la técnica de enfoque estructural no produzca cambios positivos, y sí lo hacen otras técnicas. Lesión orgánica será aquella que responda bien a técnicas estructurales.

4. psicogénica: Desde el punto de vista fisiológico, los resultados son muy semejantes ya sea que las causas sean ambientales (accidentes, infecciones, intoxicaciones, climáticas), o producto de interferencias mentales o emocionales, causando desequilibrios psíquicos. En general, psicogénico se aplica cuando se observan cambios orgánicos, lo cual suele inducir a confusión.

Mecanismos corporales de la emoción:

Fisiológicamente, una afección psicosomática es causada por un desequilibrio entre las dos ramas del sistema nervioso autónomo y sus efectos se manifiestan en una hiperactividad prolongada de las fibras musculares lisas de los órganos, los conductos corporales, los vasos sanguíneos, las glándulas endocrinas y exocrinas, que con el tiempo llevan a cambios estructurales. Esto incluye cambios inmunológicos y hematológicos. El sistema autónomo se relaciona con el sistema nervioso central, quien organiza y distribuye la energía vital que se manifiesta como “emociones”.

Resistencia a los nuevos enfoques dentro de la medicina:

Los individuos solemos responder con resistencia a nuevas propuestas, porque lo hacemos desde la emoción, pudiendo ir de un gran entusiasmo a la indiferencia o al resentimiento. Si estamos a favor, podemos sufrir distorsiones en la percepción de determinados puntos de vista y juicios críticos, vemos sólo si queremos ver. Si nos resistimos, no podemos ver ni sacar conclusiones de lo que nos presenta, sobre todo si sentimos afectados nuestros intereses.

Darwin cuenta que uno de sus amigos geólogos, trató de convencerlo, contra todas las evidencias, de que cierto fósil no se daba en determinadas localidades, porque eso lo obligaría a anular cuatro de los volúmenes escritos por él sobre ese tema.

La búsqueda de la verdad exige cualidades de valor y voluntad, además de las intelectuales.
Cada vez es mas evidente que gran parte de la ineficacia, enfermedad o incapacidad que se observan en las personas y la sociedad, no pueden ser prevenidas si no se toma en consideración la aplicación de métodos psicológicos y psicosomáticos.

Sobre el autor
Lic Susana Berman
Directora de Uki
Unidad Kinèsica Integral
uki@uki.com.ar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*