Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Niños Saludables

Niños Saludables
11/04/2020 TodoSalud

Nutrición saludable

El comienzo del camino hacia una sanidad alimentaria comienza en la niñez, por lo que pensamos que no hay nada más acertado que transmitirles a los pequeños de la casa que comer sano es divertido, rico y saludable.

A través de la experimentación con los alimentos, también, pueden comenzar a descubrir nuevas texturas, nuevos sabores, combinarlos, mezclarlos, jugar con ellos, los niños pueden encontrar todo un mundo de entretenimiento que además repercutirá en una nutrición saludable que les aportará a su nivel diario una calidad de vida sumamente beneficiosa.

Los datos que últimamente se están recibiendo sobre obesidad en los niños de nuestro país son realmente alarmantes y quizás, uno de los más numerosos que se han registrado. En un estudio reciente sobre vigilancia del crecimiento, alimentación y actividad física, desarrollo infantil y obesidad se ha observado que uno de cada dos niños de 6 a 9 años tiene exceso de peso.

Por ello, a la hora de escribir sobre una alimentación saludable, pensamos que es importantísimo empezar por los más chicos que son quienes adoptan nuestros comportamientos en todos los aspectos y los repercuten en su actividad diaria. Los niños que van regularmente al pediatra tienen menos riesgo de sufrir obesidad, ya que el médico es capaz de detectar desde el principio pautas de salud que pueden desembocar después en un problema de sobrepeso. Por su parte, la adolescencia se caracteriza por ser un momento crucial en el desarrollo físico: en esta etapa también se dan muchos casos de obesidad, ya que muchos jóvenes reducen la cantidad de horas que dedican al día al ejercicio físico y padecen una importante revolución hormonal.

Aquí intentamos dejarles cinco consejos para una nutrición saludable en los niños que no son difíciles, sólo es necesario seguir algunas pautas esenciales sobre alimentación saludable, cambiar hábitos y especialmente, dar el ejemplo. Lo que hagamos los padres, lo harán los niños. Como comamos, ellos comerán.

  • El desayuno debe estar compuesto por cereales, lácteos y frutas. Según estudios realizados, sólo el 3,8% de los niños realiza un desayuno completo.
  • Consumir tres piezas de fruta al día e incluir verduras en la comida y en la cena, combinando cada vez de manera diferente para que ello no aburra en su visual y se logre el interés que necesitamos para que quiera repetir la acción.
  • Aumentar el consumo de cereales integrales, leche, yogur y queso bajos en grasa. Incorporar legumbres de 2 a 3 veces a la semana.
  • Un punto esencial es poder disminuir el consumo de grasas, azúcares añadidos y preferir la comida casera. Si son productos congelados o precocidos, leer bien su proveniencia, si son alimentos naturales o sólo combinaciones de químicos que llegan al gusto.
  • Realizar ejercicio físico a diario es fundamental para que las energías se desgasten, pierdan las calorías que adquieren y el cuerpo no necesita, entre otros beneficios que tiene el ejercicio diario. Se recomienda que los niños y los adolescentes hagan por lo menos 60 minutos de actividad física moderada casi todos los días, preferentemente en forma diaria. Recuerde que los niños imitan a los adultos. Agregue una actividad física a su rutina diaria y anime a su hijo para que le acompañe. Los niños necesitan una determinada cantidad de calorías para crecer y desarrollarse. Pero si un niño ingiere más calorías de las que usa, el cuerpo almacena estas calorías adicionales en forma de grasa. En los niños que de lo contrario están sanos, el aumento de peso ocurre más a menudo porque el niño consume más calorías de las que usa.

Un niño con sobrepeso u obesidad también puede ser objeto de burlas o intimidación causa de su peso. Puede sentirse mal por su cuerpo o sentirse aislado y solo. Estos sentimientos pueden interferir con la capacidad del niño para aprender, hacer amigos e interactuar con los demás.Estos buenos hábitos continuarán beneficiando a su hijo a medida que crezca y se convierta en un adulto. Mantenerse en forma ayuda a prevenir los problemas de salud que el sobrepeso o la obesidad puede causar más adelante en la vida, incluso: cardiopatías, diabetes, hipertensión arterial, colesterol alto, asma, apnea del sueño. La obesidad grave puede causar problemas de hígado y artritis.

Es importante que los padres modelen un comportamiento saludable para sus hijos. Sea comprensivo a medida que su hijo trabaja para lograr un peso saludable. Use un lenguaje que describa ser saludable y fuerte. Evitar el lenguaje que se centra en la pérdida de peso, la dieta y el logro de un determinado tamaño. Por encima de todo, que sea positivo y alentador hacia el niño. Que los chicos puedan ser seres saludables de nuestra mano y luego independizarse a un mundo mejor es trabajo nuestro, los logros los veremos más adelante, pero no hay nada mejor que tengan una infancia sana y feliz.

Para TodoSalud
Equipo de Veggieland
www.veggieland.com.ar
Instagram: @veggieland_argentina
Facebook: /veggieland.ar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*