Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Puertas en conflicto

Puertas en conflicto
02/11/2013 TodoSalud

Las puertas en esta filosofía son símbolos de comunicación. 
¿Interesante no?

Hay muchísimas situaciones en nuestros hábitats que se transforman en dificultades en el desarrollo de nuestra vida y de las cuales no somos conscientes hasta conocer estas teorías.
Hoy hablaremos sobre las puertas que, por su posición, su aspecto, mal funcionamiento, etc., nos generan dificultades. Ellas por lo tanto pueden generar dificultades en nuestras relaciones (pareja, hijos, amigos) o cualquier persona que viva en nuestra casa o fuera de ella.

He aquí algunas situaciones que seguro podemos encontrar en nuestra casa o en nuestro trabajo, algunas de ellas son de fácil solución, pero otras requieren una verdadera cura Feng Shui para poder solucionarlo; y es allí donde comienza la parte espiritual de esta teoría.
Es necesario que el accesorio utilizado como cura se coloque con lo que se denomina “los 3 secretos” para obtener una mayor eficacia en el resultado esperado.

 

Detalle de algunas puertas:
Puertas en conflicto: son las que estando enfrentadas, una abre en un sentido y la otra en el opuesto. Generan confusión y problemas de comunicación.
Puertas enfrentadas: están en la misma línea y abren en forma contraria pero hacia el mismo ambiente. Crean todo tipo de discusiones entre los miembros de la familia.
Puertas que no se hablan: se denominan así aquellas que se enfrentan parcialmente, es decir, sus marcos no coinciden en la misma línea. Atraen bloqueos en la vida y confusión mental.
Puertas que friccionan contra el piso: trae interrupción de energía que genera frustración y contrariedades laborales.
Puerta difícil de cerrar: produce dificultades para cobrar y complicaciones para finalizar tareas.
Bisagras que rechinan: activan temores, atraen preocupaciones y generan chismes y habladurías.
Puerta que se abre o cierra sola: origina inestabilidad en la vida.
Puerta despintada: pronostica decadencia, es sinónimo de pobreza.
Puertas con vidrios rotos o astillados: decaimiento en la energía vital.
Puertas faltantes: presagia mala suerte.
Puertas selladas o bloqueadas: generan pérdida de oportunidades.

 

Las puertas en esta filosofía son símbolos de comunicación. 
¿Interesante no?

Hay muchísimas situaciones en nuestros hábitats que se transforman en dificultades en el desarrollo de nuestra vida y de las cuales no somos conscientes hasta conocer estas teorías.
Hoy hablaremos sobre las puertas que, por su posición, su aspecto, mal funcionamiento, etc., nos generan dificultades. Ellas por lo tanto pueden generar dificultades en nuestras relaciones (pareja, hijos, amigos) o cualquier persona que viva en nuestra casa o fuera de ella.

He aquí algunas situaciones que seguro podemos encontrar en nuestra casa o en nuestro trabajo, algunas de ellas son de fácil solución, pero otras requieren una verdadera cura Feng Shui para poder solucionarlo; y es allí donde comienza la parte espiritual de esta teoría.
Es necesario que el accesorio utilizado como cura se coloque con lo que se denomina “los 3 secretos” para obtener una mayor eficacia en el resultado esperado.

 

Detalle de algunas puertas:
Puertas en conflicto: son las que estando enfrentadas, una abre en un sentido y la otra en el opuesto. Generan confusión y problemas de comunicación.
Puertas enfrentadas: están en la misma línea y abren en forma contraria pero hacia el mismo ambiente. Crean todo tipo de discusiones entre los miembros de la familia.
Puertas que no se hablan: se denominan así aquellas que se enfrentan parcialmente, es decir, sus marcos no coinciden en la misma línea. Atraen bloqueos en la vida y confusión mental.
Puertas que friccionan contra el piso: trae interrupción de energía que genera frustración y contrariedades laborales.
Puerta difícil de cerrar: produce dificultades para cobrar y complicaciones para finalizar tareas.
Bisagras que rechinan: activan temores, atraen preocupaciones y generan chismes y habladurías.
Puerta que se abre o cierra sola: origina inestabilidad en la vida.
Puerta despintada: pronostica decadencia, es sinónimo de pobreza.
Puertas con vidrios rotos o astillados: decaimiento en la energía vital.
Puertas faltantes: presagia mala suerte.
Puertas selladas o bloqueadas: generan pérdida de oportunidades.

 

Sobre el autor
Profesor Rafael Brusco – Centro Atenas
Numerología, Feng Shui 
Radiestesia, Péndulo Hebreo
centroatenas@yahoo.com.ar

Profesor Rafael Brusco – Centro Atenas
Numerología, Feng Shui 
Radiestesia, Péndulo Hebreo
centroatenas@yahoo.com.ar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*