Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Síndrome menstrual y pre-menstrual

Síndrome menstrual y pre-menstrual
19/11/2013 TodoSalud

Los dolores menstruales están relacionados con mucha actividad externa, mala alimentación y poco tiempo para una misma, para cuidarse y llevar un ritmo más pausado.

El tabú de la menstruación con los dolores físicos asociados ha sido uno de los métodos más poderosos de minar la autoconfianza de las mujeres. ¿Qué ocurriría si al SPM se llamase fuerza menstrual? Pero hasta que eso ocurra y ocurrirá, es un hecho que la menstruación nos produce desde molestias hasta terribles dolores a muchas mujeres.

La dieta actual pobre en elementos nutritivos y abundante en grasas de mala calidad favorece el desequilibrio hormonal a todos los niveles y es el camino para muchos problemas femeninos.Tanto la mala dieta como el stress aumentan los niveles de la hormona PF2.

Se aconseja consumir:

MENOS
-Lácteos
-Azúcar blanco refinado
-Hidratos de carbono refinados y grasas de baja calidad
-Limitar la carne roja
-Reducir la cafeína
-Sal
-Alcohol 

MÁS
-Tomar ácidos grasos esenciales omega 3: sardinas, salmón, semillas de lino, etc.
-Legumbres
-Cereales integrales
-Verduras y frutas
-Ejercido aeróbico 3 veces a la semana
-Alimentos con fibra natural

Hasta que consigamos reconciliarnos con nuestros cuerpos, aquí hay una larga lista de Remedios para aliviar los dolores menstruales y premenstruales:
-Magnesio combate los espasmos de la menstruación.
-Vitamina B6 y vitamina E que disminuyen la intensidad y duración de los dolores menstruales.
-Germen de trigo
-Levadura de cerveza
-Gotas de extracto de pino blanco que ayuda a la expulsión del endometrio y suaviza el dolor
-1 cucharadita de gel de Aloe Vera con 2 pizcas de pimienta negra, tres veces al día
-Jengibre y valeriana alivian los espasmos y los dolores
-Infusión con plantas antiespasmódicas y analgésicas: manzanilla, milenrama, melisa y angélica, artemisa, sauzgatillo, salvia
-Luz de espectro completo durante 2 horas al día
-Zumo de zanahoria natural rico en vitaminas y minerales que tiene un efecto beneficioso en las pérdidas abundantes y dolorosas
-Zumo de zanahoria, remolacha y pepino: excelente combinación para depurar y equilibrar los órganos y glándulas sexuales
-Comer ajo, muy indicado en menstruaciones abundantes o dolorosas
-Baño con aceites esenciales de efecto calmante: melisa, lavanda, romero, milenrama.
-Baño caliente con bicarbonato sódico
-El segundo día de regla un baño caliente de 30’ con 1 kg de sal gorda natural.
-Alternar 2 baños de asiento calientes y fríos 2 veces al día porque alivia la congestión de la zona pélvica.
-Cataplasmas de sal marina caliente envuelta en una gasa.
-Calor en el vientre o en la parte baja de la espalda.
-Masaje suave en el vientre con aceite de hipérico o manzanilla.
-Bailar danza oriental
-Preventivamente existen posturas de yoga que favorecen la elasticidad del útero: la cobra que tonifica los ovarios y el útero y el arco que alivia la congestión de sangre del abdomen.
-Osteopatía*Shiatsu*Acupuntura*Reflexología
-El estreñimiento también puede provocar congestión pélvica y causar dolor menstrual
-Flores de Bach: el Nogal (Walnut) ayuda a adaptarnos a todo el proceso de menstruar y favorece la conexión con nuestra individualidad y personalidad femenina. El Cerezo (Cherry Plum) para los descontroles del ciclo y sus dolores y el Olmo (Elm), cuando el dolor es desbordante y una se siente incapacitada.
-Otros elixires florales como diente de león y manzanilla.
No por ser remedios naturales hay que tomarlos alegremente. Seamos cautas y consultemos con expertos las dosis, duración, etc.

El síndrome premenstrual se caracteriza por sentimientos de tensión, hipersensibilidad e irritabilidad así como por síntomas físicos tales como retención de líquidos. Al igual que ocurre con el dolor menstrual, la nutrición también influye en el control de este síndrome.

Los estudios han demostrado que las que sufrimos dolores menstruales tenemos niveles elevados de la hormona prostanglandina alfa F2 en la sangre menstrual. Cuando esta hormona es liberada en el torrente sanguíneo al romperse el revestimiento endometrial, se producen espasmos en el útero y esto son los dolores.

Fuente:
Libro“Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” de la Dra. Christiane Northrup,
Ediciones Urano (Abril 2000)

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*