Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Tips para empoderarte

Tips para empoderarte
13/04/2020 TodoSalud

En esta oportunidad quiero brindarte algunos tips para ayudarte a convertirte en el/la mejor amigo/a de tu cuerpo.

Muchas personas se pasan toda la vida intentando sentirse mejor con su cuerpo, incluso logrando sus metas con la balanza y/o los análisis clínicos. Es una desaprobación constante e inconsciente que pareciera no cesar enojándose cada vez más con todos los supuestos por los que no logramos estar como verdaderamente deseamos: la genética, el metabolismo lento y tantas malinterpretaciones como se te ocurran. Pero, la realidad es que nuestro cuerpo es perfecto. Jamás falla, ni siquiera cuando está enfermo. Lo único que está haciendo tu cuerpo es actuar como una alarma interna demostrándote que debes prestarle una mejor atención. Cuando el malestar se percibe en uno o varios de nuestros órganos, probablemente te está pidiendo una mejor conducción a través de la comida. Y, cuando el malestar proviene de la desaprobación y las emociones negativas hacia él, entonces lo que te sugiere es que profundices en tus emociones y te reencuentres de una forma más amistosa.

Al suceder esto en edades a veces muy tempranas, la persona comienza a “des-empoderarse”, va perdiendo la noción de todo lo que sí se puede lograr con y para el cuerpo bajo suposiciones del estilo: “…será por la edad que mi cuerpo duele, se inflama, engorda…”, “…con todo lo que lo maltraté es lógico que ahora mi cuerpo no me responda como antes…”, “…todo los consejos que leo me parecen muy buenos, pero a mí no me funcionan…”. En cierta manera, se va entregando “el mando” a las emociones negativas y a los pensamientos limitantes, y se va perdiendo la posibilidad de lograr el éxito corporal.

Muchos creen que lo primero es hacer un gran esfuerzo y entonces así luego se amarán, se gustarán y todo cambiará. Entonces, con un poco de voluntad, salen a conquistar todo eso que se supone hará bien a su cuerpo. Pero este bienestar provocado por un gran esfuerzo puesto al servicio del cuerpo dura poco, un tiempo, pero luego “algo pasa” y se vuelve a las críticas y a los malos hábitos de vida.

Sin embargo, ¡Hay algo que se ha descubierto en los últimos tiempos!, y es que todos podemos cambiar nuestros resultados partiendo de un cambio vital de actitud. Nuestro cuerpo está diseñado para funcionar ¡Al máximo de su potencial!, y eso es mucho más bienestar del que se haya podido experimentar hasta ahora, siempre que se focalice adecuadamente y el cambio se transite con distintos recursos del auto-coaching y siempre de la mano de la alimentación consciente, que ayuda a crear un ambiente propicio dentro del cuerpo para suavizar e incluso revertir los síntomas actuales, y potenciar el estado mental y emocional. Así de potente son los alimentos de alta frecuencia vibracional. Por eso, ¡Voy a ayudarte a ponerte fuerte de convicciones!

Te comparto algunos TIPS:

Tip #1. Evita hablar mal de tu cuerpo, tu aspecto físico o tu salud; y jamás permitas que nadie opine sobre ti al respecto.

A partir de ahora, tienes permitido tan solo hablar de los aspectos de ti que más te gustan y, si aún piensas que no tienes ninguno, entonces la tarea es descubrirlos porque ¡Sin dudas están!, y no lo digo de optimista, lo digo de realista: todas las personas tenemos potencialidades en nuestro cuerpo. Con más razón, si estás pasando por un proceso de enfermedad donde las personas de tu entorno pueden tener impulsos de decirte incluso hasta como debes sentirte, siempre tienes que saber que el dueño de tu cuerpo eres tú y que es necesario que decidas hasta donde se hablará de él y con quién.

Tip #2. Comienza a empoderarte.

Sólo podemos cambiar de verdad cuando hay amor en el proceso de cambio. Si todos los recursos que piensas utilizar para lograrlo son realizados bajo presión o por obligación, te recomiendo cambiar de fórmula. Que haya algo de tu cuerpo que no te agrade no significa que pongas todo en la misma bolsa. ¡Descúbrete!, y comienza modificando o puliendo algún aspecto de tu cuerpo sí o sí en esta semana: tu corte o color de cabello, los colores o formas de tus prendas, tus accesorios, el maquillaje, etc., mientras el proceso de cambio se va gestando.

Tip #3. Agradece los cumplidos.

Aunque te sientas apenado/a cuando te comiencen a alagar, sólo tienes que decir “gracias” y por favor no te excuses con lemas del tipo: “gracias, pero es la marca de pantalón la que me hace mejores formas…”. Siéntete merecedor/a de ese cumplido y di, simplemente, gracias.

Tip #4. Créetelo.

Tienes que comenzar a creerte esto que “buscas”. Muchos me dicen “lo intento, pero no me sale”, pero si le das la información a tu mente de que “lo intente”, entonces eso hará, se la pasará “intentando o buscando”, y no concretando. Y para concretar hay que creérselo, hacerlo propio. La mente es muy obediente y hará todo lo que le pidas, si le pides intentar, intentará. Si le pides concretar, concretará. Si temes, temerá. Hay una ley que dice: “Focaliza, pide con fe y olvídalo. Dios o el Universo harán el resto”. ¿Entiendes? No te enfoques en el resultado (en lo que vas logrando o no) porque éste llegará exitoso si te centras en la intención con la que haces todo lo que haces para cuidarlo.

Tip #5. Mírate con cariño.

Mirarse al espejo o en fotos cuesta al principio cuando uno/a se ha disociado de su propia imagen. Pero te recomiendo enfrentarlo, porque nadie puede salirse de un sentimiento limitante, justamente, limitándose. Es necesario romper cuanto antes con la reticencia que le tienes a las fotos y al espejo. Te brindaré algunos consejos para mirarte con cariño: antes de ir al espejo o tomarte una foto evita hacerlo con un preconcepto. Si crees que tienes una mala postura, eso es lo que verás, si crees que tu cabello es un desastre, es lo que se te representará. Solo mírate, sin decir nada, toma unas cuantas respiraciones profundas y entrégate al resultado. Tienes prohibido criticarte, ¿Recuerdas el tip #1?

Si practicas consistentemente estos consejos, estarás en el camino de sentir la verdadera liberación con tu cuerpo. Y recuerda que, aunque no nos conozcamos en persona, el vínculo ha comenzado entre nosotr@s por lo que esperaré que compartas tus logros conmigo. Puedes enviarme un email o participar en mis redes sociales

¡Incluso alentando a otr@s a empoderarse!

Agradezco la posibilidad que me estás dando de ayudarte.

¡Te saludo afectuosamente!

Sobre la autora:
Lic. Patricia Robiano
Holistic Health Coach
www.patriciarobiano.com.ar
info.patriciarobiano@gmail.com
Más en InstagramFacebookLinkedinYouTubeTwitter

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*