Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Agar-agar

Agar-agar
19/02/2014 TodoSalud
Algas Agar-Agar

No es un alga en sí, más bien es un derivado. Es el más importante de las algas rojas, las denominadas Rhodophytas. Éstas algas son muy ricas en sustancias gelatinosas que le dan origen al nombre Maya de agar que significa “jalea” y a los otros nombres con que también se las conoce: gelatina china, cola de pescado japonés, gelatina vegetal, etc.

Para la Medicina China nutrir el riñón es una de las principales funciones que debe tener un alimento y el agar-agar cumple con este requisito entre otros.

Las algas crecen en el mar donde el agua tiene una composición en la tabla periódica similar al compuesto por el agua donde nacen y se reproducen nuestras células, ésto las hace un alimento indiscutible para sustentar la salud “nutriendo el riñón” que es el encargado de mantener este agua de nuestro cuerpo en esas proporciones.

Siempre mirando desde la poesía de esta medicina, podemos imaginar que si estos vegetales marinos son capaces de mantenerse íntegros en medio de la fuerza del océano ¿qué poder y qué fuerza aportan a nuestro organismo? Esta pregunta casi raya el misticismo en el que se envuelve esta milenaria medicina, pero mejor abstengámonos de sacar conclusiones y simplemente contemplemos lo que la medicina moderna le atribuye.

Rica en sustancias que promueven los movimientos peristálticos del organismo, el agar-agar es indicada para el estreñimiento y la constipación. Además favorece las funciones vasomotoras siendo capaz de estimular la circulación de la sangre calentando las extremidades y ayudando a recuperarse de las lesiones luego de padecer herpes zoster (culebrilla), descongestionando y aliviando el dolor.

Además es un complemento ideal para todas las dietas, debido a que da sensación de saciedad pues dentro del estómago al mezclarse con los jugos, aumenta su volumen.

Por ser insípido e incoloro, pueden simplemente espolvorear una cucharadita de agar-agar en ensaladas, mermeladas, mezclar en el jugo, té o café. Pero si lo desean incorporar a la cocina aquí les dejo un par de recetas muy sencillas:

Bloquecitos de manzana:

1 kg de manzanas rojas peladas y sin semillas

1 cucharada sopera de agar-agar

1 cucharada sopera de azúcar orgánica

Colocar las manzanas en olla enlozada (es imprescindible que no sea metálica para que no se pierda el dulce natural de las manzanas). Cocinar con la olla bien tapada y remover con cuchara de madera cada 5 o 10 minutos. Cuando las manzanas se transparentan agregarles el azúcar y el agar-agar. Cuando se derritió el azúcar apagar el fuego y colocar en recipientes pequeños (cubeteras que sean plásticas si no hubiese otro recipiente cuadrado y pequeño). Estos bloquecitos se les puede dar a los niños que sufren de constipación en vez de darles caramelos. Y además de recibir los beneficios del agar-agar sentirán el mimo de un dulce que ustedes, papis, tíos, abuelos saben que a los chicos les encanta.

Lo pueden utilizar para completar una ensalada de frutas, variando con distintos sabores.

Si seguimos pensando en los niños, se pueden utilizar frutas tales como duraznos, peras, frutillas, bananas para realizar un exquisito:

Helado natural de frutas

Se licua la fruta. Si fuese necesario se le agrega azúcar rubia a gusto. Se agrega el agar-agar (una cucharada sopera por litro de jugo), dejándolo hidratar por 30 minutos a temperatura ambiente. Se bate enérgicamente para lograr un preparado homogéneo. Luego se lleva al freezer o congelador en recipientes que se les pueda colocar a un palito de madera. Esperar hasta que esté sólido y luego a disfrutar de este helado sabroso y natural.

Budín de verduras

Restos de puchero de verduras

Caldo

Colocar en una budinera, recubriendo las paredes de la misma hojas de espinacas fresca, los restos de las verduras hervidas troceadas. Condimentar espolvoreando con alga Porphyra de Algas Tierra del Fuego.

Aparte poner a hervir un litro de caldo, disolver una cucharada sopera de Agar-agar de Algas Tierra del Fuego. Revolver hasta que se disuelva completamente. Volcar sobre la budinera y dejar enfriar. Luego llevar a la heladera hasta que se endurezca.

Luego cortar y servir para acompañar ensaladas frescas, legumbres, milanesas de carne o de soja.

Sobre la autora
Ana María Betes
Practicante de Medicina China
terapeutas.alternativos@gmail.com
Para conocer más sobre los beneficios del agar-agar visite la página de Algas Tierra del Fuego www.algastierradelfuego.com.ar

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*