Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

La actividad física en la 3ra. edad

La actividad física en la 3ra. edad
08/11/2013 TodoSalud

Se sabe que la actividad física declina con la edad, parte es por lo biológico, pero además es por la reducción de la actividad, bastante común entre gente de edad avanzada. Esto es causado por factores sociales que dejan la actividad física y el deporte para la gente joven, por lo tanto no reciben más que desaliento en tal sentido.

Teniendo en cuenta que el sedentarismo es una de las mayores patologías que se observa en la actualidad, consideramos que el ejercicio físico sirve para preservar la salud.Otro aspecto a tener en cuenta es que la sociedad de hoy en día ve a la persona de tercera edad como alguien pasivo y no productivo en el ámbito socio-económico del país, dejando al adulto avanzado en una situación de aislamiento, provocándole angustia y tristeza.

Hay que tener en cuenta que con la edad se producen una serie de cambios: disminuye la frecuencia cardíaca máxima y el consumo máximo de oxígeno (declinación que comienza a partir de los 30 años). Estos cambios, son más rápidos con la inactividad, por lo tanto vemos beneficiosa la creación de una actividad, que les permita a éstas personas contrarrestar esa situación, y a la vez prevenir los factores típicos que afectan a esta etapa de la vida, como ser:
El problema biológico: enfermedades crónicas agregadas y el proceso normal de involución.
El problema del mejor aprovechamiento vital (cómo administrar el tiempo que queda de vida).
Las relaciones sociales.
El problema lúdico: este es un punto importante ya que los individuos no saben como ocupar el tiempo libre que antes ocupaban con el trabajo, no saben cómo recrearse, ni que actividades físicas realizar.

Lo más acertado, viendo lo mencionado anteriormente, sería organizar actividades que permitan demorar el envejecimiento, tonificando los músculos, mejorando su fuerza y movilidad, previniendo siempre lesiones y posturas riesgosas. Sumado a esto, períodos de relajación, incluyendo ejercicios de flexibilidad de las zonas más afectadas por contracturas durante ésta etapa: cervicales y lumbares.
En lo que respecta a lo social, favorecerá los vínculos con sus pares, que ayudará a una mejor incentivación para poder realizar la actividad.
Con esto queremos decir que la actividad física en esta etapa de la vida, ayudará a tener una mejor calidad de vida.

Sobre la autora
Valeria S. Poggi
Prof. de Educación Física

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*