Cel. 15-4939-3999 / info@todosaludonline.com.ar

Primavera y Yoga

Primavera y Yoga
17/09/2020 TodoSalud

“Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”. –Pablo Neruda-

La primavera está aquí. Es tiempo de brillar como el sol. Salir a disfrutar de la hermosa luz. Es la estación del nacimiento y la renovación, del tiempo para el crecimiento y el desarrollo, es el comienzo de un nuevo ciclo de la tierra. Dejamos atrás el invierno, el frío se calma un poco, la nieve empieza a ser un recuerdo y el sol nos acaricia en cuanto salimos a la calle. Una deliciosa sensación de bienestar nos inunda y nos preparamos para disfrutar del amplio abanico de posibilidades que nos ofrece esta estación. La naturaleza se viste de verde e inunda de aromas frescos y colores vivos todo lo que toca.
La primavera trae consigo una etapa de renovación, la naturaleza muestra su belleza y su máximo esplendor. Simboliza el florecimiento de muchos aspectos y es un momento excelente para considerar nuevos comienzos. Los días empiezan a ser iguales a las noches. Para los próximos seis meses, la luz del día, el sol y el principio yang dominarán nuestras vidas, aportándonos una mayor felicidad y, sobretodo, ayudándonos a encontrarnos un poco más alegres.
También la primavera como nuevo comienzo es un excelente momento para preparar nuestro cuerpo para este nuevo ciclo, haciendo una depuración, liberándonos del exceso de toxinas del cuerpo, dejando así la etapa de acumulación y letargo a la que el invierno nos ha invitado y preparándonos para una alimentación más sana.
Una buena manera para lograrlo es haciendo un ayuno, dando así un descanso a nuestro sistema digestivo, una forma de hacerlo es solamente beber zumos de frutas y caldos vegetales (siempre estando bien informado al respecto y supervisado por algún especialista). Muchas enfermedades devienen del exceso de toxinas (materiales físicos, mentales y emocionales no utilizables) en el cuerpo. La curación empieza por eliminar o limpiar el cuerpo de estas toxinas, para lograr un equilibrio en la ingesta de alimentos sanos y eliminación de los desperdicios.
La desintoxicación es un proceso inductor de cambios en nuestra forma, energía y actitudes.  Conforme progresamos en la desintoxicación notaremos que nuestros ojos, nuestra visión y otros sentidos se van aclarando, así como  la capacidad de tomar decisiones y llevar a cabo nuestros proyectos creativos.  Es un buen momento para meditar y hacer visualizaciones creativas. Como visualizarte saludable, vibrante, y activo en la vida que deseas.
Ahora bien, los alimentos de los cuales podemos extraer energía más fácilmente son los “no procesados”, o sea, tales como las frutas y vegetales frescos, los cereales enteros, semillas, nueces y granos. Los alimentos conservados con aditivos químicos, para extenderle su vida definitivamente no tienen nada de vida. En realidad, no solo no aportan nutrientes de calidad, sino que además el cuerpo debe trabajar para eliminarlos, y el exceso en el organismo de esas toxinas puede producir enfermedad.  Muchos alimentos tienen calorías sin demasiada nutrición como el azúcar refinado (que crea adicción), las harinas blancas y todos los productos envasados y enlatados.
Por ello se recomienda una dieta alta en “alimentos naturales e integrales” y muy baja en alimentos procesados o con aditivos químicos. En la medida en que nos alimentemos apropiadamente, tengamos una eliminación regular y nos ejercitemos, experimentaremos un estado óptimo de salud.
Hemos de tener presente que los hábitos “cambian” en cada estación, así la primavera sugiere una mayor actividad, y por consiguiente más sangre en los músculos, pero si ésta está intoxicada por los residuos del metabolismo de grasas, proteínas, etc. (productos del proceso digestivo en definitiva), no ofrecerá el aporte de nutrientes y de oxígeno necesarios. Además, la llegada de la primavera permite disponer de la energía solar, y de este modo nuestro organismo no tendrá que procesar ni almacenar grasa “extra” para el mantenimiento de la temperatura corporal, entre otras necesidades.
Es importante evitar durante esta estación comidas copiosas y pesadas, más aún por la noche (intenta cenar varias horas antes de dormir). Por ejemplo, optar por preparaciones al vapor (son suaves) o salteados (cocinarlos brevemente a temperatura alta y con poco aceite), ya que son más fáciles de digerir. Frutas y verduras se convierten en alimentos predilectos, al ser tan fáciles de preparar, tan variados y tan sanos. Mejor aún si los tomamos crudos ya que la pérdida de micronutrientes (vitaminas y minerales), será mínima. Si comes carne, el pescado predominará sobre la carne.
¡Es tiempo de lo verde! en general, en primavera se recomiendan los alimentos neutros y frescos y, en especial, los vegetales de hojas verdes. Lo verde ha sido una parte tradicional de la dieta de la primavera en la mayoría de las culturas. Lechugas, berro, espinacas, acelgas, puerro, etc. La parte activa de estas plantas le da su color verde, la clorofila que es uno de los agentes con una gran fuerza curativa. Otros vegetales son la coliflor, repollo, berenjena.

Cereales: centeno, arroz.
Legumbres: soja verde, guisantes, habas, lentejas,  germinados de soja.
Frutas de primavera: albaricoque, ciruela, fresón, cereza.
Algas y pescado blanco
Cocciones más ligeras que en invierno: salteados, escaldados.
Evitar los alimentos de energía calientes: carnes rojas, cordero, charcutería, picantes, café, alcohol, fritos, salsas, grasas saturadas, horneados, etc.
Alimentos prohibidos: dulces, alcohol, pastas.

Recomendaciones:

  • Utilizar el lugar de vinagre, LIMON para condimentar.
  • Sal Marina (sin abusar de los alimentos salados).
  • Arroz Integral: dos o tres veces a la semana.

Practicar yoga es una buena idea para la primavera, te ayudará a nutrirte con tu propia energía vital, a estirar esos músculos, tendones y ligamentos y a poner la “primavera” en tus articulaciones. La práctica del yoga en Primavera tiene algo de particular que le diferencia. Recordando que la principal manifestación o cualidad de la Primavera es :
“todo hacia fuera”
“energía expansiva”
“renovación”
“depuración,limpiarse”
“vibración centrífuga”

Según “El tao del cambio” de Francesc Marieges “La madera es la expresión de la felicidad, del movimiento, en concreto del movimiento libre, del impulso, del instinto… es un estado de eterna primavera, de fluidez constante, un puro hacer lo que quiero hacer… La madera es acción y libertad, y se mueve por impulso hacia aquello que le atrae.”
Por ello para desbloquear la energía del elemento madera es importante crear, expresarse, fluir, gozar, pintar, bailar, pasear, etc.
Por lo tanto, debemos aprovechar la fuerza de la primavera, el caudal de vida y energía que emerge en esta época para ‘florecer’ como personas: para crear, desarrollar. Y es que la primavera es la pasión del descubrimiento, la necesidad de explorar nuevas facetas que enriquezcan nuestra vida.
Además en esta época contamos con un gran aliado, el Hun, o alma del hígado, que es el encargado de generar proyectos, de la imaginación, del inconsciente, de los sueños y deseos. Es la fuerza creadora y resolutiva, la que elabora estrategias y el impulso para emprender una acción. Así que no esperes más y atrévete a soñar, ponte manos a la obra en el proyecto que tienes guardado y usa tu energía creativa al 100%.

¡FELIZ PRIMAVERA!

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*