in

Quinoa y Amaranto

Estos dos extraordinarios pseudocereales (semejantes a los cereales) del Imperio Inca, fueron prohibidos por ser elementos de adoración a los Dioses a la llegada de los invasores españoles.

Afortunadamente resurgen con fuerza dado el excepcional valor nutricional que poseen y gran versatilidad al poder ser usados tanto en preparaciones saladas como dulces.

Amaranto o Kiwicha

Amarillas, rojas, oscuras, carmesí, son distintas variedades de semillas; cuyas plantas, (hasta de 2 metros de altura), poseen una inflorescencia terminal colmada de semillas que son muy pequeñitas pero muy ricas en proteínas, complementándose idealmente con otros cereales. Además contienen hidratos de carbono, fibra, calcio, hierro, fósforo y vitamina B. Fundamentalmente contiene Lisina, aminoácido que escasea en la mayoría de los alimentos.

Su cocción es rápida, pero también se las puede dejar en remojo hasta que se tornen gelatinosas, blandas y se agranden levemente y utilizar. El pop-kiwicha, son las mismas semillas pero infladas -como el pochocho-, imperdible para elaborar barritas de cereal.

En nuestro país, se lo cultiva experimentalmente en la Pampa Árida, por sus escasas lluvias, suelos pobres y climas secos.

Quinoa

Los habitantes del Imperio Inca, basaban en él su dieta. Data de unos 5000 años de antigüedad, los países en los que se cultivaba (hasta hoy en todas sus variedades) son Perú y Bolivia, siendo éste el mayor productor en la actualidad. Resistente al frío, sequía y alturas se lo cultiva en el norte de nuestro país.

Es una planta de hojas anchas, cuyos granos son parecidos al mijo pelado en aspecto y sabor, que se encuentran en racimos grandes al final del tallo.

Contiene muchísimas proteínas y de mayor calidad que las que se asimilan al comer huevo o carne, vitamina B y E, hierro, calcio, fósforo, magnesio, minerales.

También elegido por la NASA, comparable a la leche materna, con una sensacional cantidad de aminoácidos, semejante al pH del cuerpo humano al igual que el arroz integral yamaní, equilibrado en cuanto a proteínas y nutrientes; tiene sus secretos al cocinarlo: deberá ser enjuagada, varias veces o se la puede tostar levemente en una sartén a seco. Luego hervir 1 parte de quínoa con 3 partes de agua sin sal, hasta que veamos “abrirse” los granitos y esté blanda al probarla pero “al dente”, deliciosamente crocante.

¡A disfrutarlos, que como si fuera poco, rinden un montón!

 

Barritas de Pop Amaranto (Amaranto Inflado)

(Rinde aproximadamente 10 barritas)

Ingredientes:
30 grs. de ghee (manteca clarificada) o manteca
¼ taza de algarroba
1 taza de amaranto inflado
2 cucharadas de miel de muy buena calidad o glucosa
¾ taza de azúcar integral 

Procedimiento:
Derretir a fuego bajito en una cacerolita preferentemente antiadherente, el ghee y la algarroba mezclando bien ambos ingredientes, incorporar el azúcar integral de a poco pero rápidamente mientras se revuelve constantemente. 
Agregar la glucosa o miel, (por favor, si usan miel, cuidar que no hierva, pueden colocar un difusor de metal no de amianto) mezclar bien todos los ingredientes e incorporarle el amaranto inflado.
Retirar del fuego mientras de sigue revolviendo. 
Esparcir la preparación sobre una placa enmantecada o rociada con spray vegetal o pincelada con aceite neutro. Dejar enfriar y cortar las barritas del tamaño deseado. Envolverlas en papel encerado. y guardarlas en heladera o en un lugar seco y fresco.
Que las disfruten en dulce compañía.

 

Sobre la autora
Nora Mingorance
elcalderodelbosque@yahoo.com.ar
www.comarcavegetariana.blogspot.com
Tca. de Laboratorio (Bacteriología) MM 3204
Tca. en Nutrición MI 12.952
Cocinera Naturista CFP 6432 Pcia.Bs.As.
Libreta Sanitaria N 946088 Htal. Alvarez
Manipulación de Alimentos Reg. Al. 4816 Gob. CABA
Maestra de Reiki
Maestra de Magnified Healing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Alimentación o nutrición

Síndrome menstrual y pre-menstrual